Sistema dietético

La nutrición terapéutica es la base de una buena salud, prevención y tratamiento de enfermedades. Entre la nutrición y la curación de heridas, quemaduras, el desarrollo de  úlceras gastrointestinales y resistencia a enfermedades infecciosas, así como entre la nutrición y enfermedades hepáticas o arteriosclerosis, existe una relación muy estrecha e interrelacionada.

La dieta curativa debe adaptarse a la salud del ser humano, debe garantizar la elección correcta de materias primas adecuadas para alimentos dietéticos, garantizar el suministro de todos los nutrientes necesarios y seguir la tecnología correcta de la preparación de la comida para salvar el órgano enfermo. La aplicación correcta de la nutrición curativa es importante.

Cada dieta hospitalaria tiene su designación numérica, su nombre y se caracteriza por su composición o consistencia. El sistema de dieta consiste en dietas básicas, dietas especiales y procedimientos dietéticos estandarizados.

Descripción y características de las dietas básicas individuales

En la siguiente información general están los nombres de las dietas en función de la salud y de acuerdo con las recomendaciones de la dietiología o dietoterapia clínica. Al mismo tiempo, se enumeran los parámetros nutricionales de las dietas. Con una ingesta de energía diferente se realiza para la ingesta de proteínas, grasas y carbohidratos el cálculo en la proporción de la ingesta de energía requerida a la energía dada en la dieta.

Dieta de té

Té sin azúcar o edulcorado ( con azúcar, miel o edulcorante bajo en calorías, por ejemplo DiaChrom®).

Indicación: la dieta se usa en pacientes que no pueden recibir alimentos per os.
Nota:  es posible administrar simultáneamente nutrición parenteral y enteral.

Dieta blanda o de fácil digestión

Valores: energía 9.500 kJ (2.270 kcal), proteínas 80 g, grasas 70 g, carbohidratos 320 g.
Indicación: La dieta se establece en pacientes con trastornos gastrointestinales donde no es necesario el tratamiento con líquidos y una reducción significativa en el consumo de grasas (gastritis, enfermedad ulcerosa, trastornos funcionales crónicos, etc.). Además, se utiliza en pacientes  que acaban de pasar una situación de estrés, donde es necesario administrar alimentos no flatulentos (tras un infarto de miocardio, enfermedades oncológicas, estados postoperatorios, estados de fiebre, etc.).
Nota: La preparación tecnológica de la comida es química y con preparados culinarios sencillos.

Dieta basal y comida racional

Valores: energía 9.500 kJ (2.270 kcal), proteínas 80 g, grasas 70 g, carbohidratos 320 g.
Indicación: dieta para pacientes adultos y niños mayores que no requieren restricciones dietéticas.

Dieta vegetariana

Valores: energía 9.500 kJ (2.270 kcal), proteínas 80 g, grasas 70 g, carbohidratos 320 g.
Indicación: la dieta se administra a pacientes que se niegan a consumir carne por razones éticas o de otro tipo.
Nota: La dieta contiene leche, productos lácteos y huevos, por lo que a veces se la conoce como dieta lacto-ovo-vegetariana.

Dieta sin incluir grasa libre

Valores: energía 8.000 kJ (1.910 kcal), proteína 35 g, grasas 20 g, carbohidratos 370 g.
Indicación: La dieta se administra a pacientes con pancreatitis aguda y colecistitis en el período de transferencia a la ingesta oral, al inicio de realimentación per os  después de la mejoría del estado agudo de la enfermedad.
Nota: La dieta no es fisiológica, no se puede administrar a largo plazo (muy bajo contenido de proteína y una selección limitada de alimentos conduce a deficiencia de minerales, proteínas y vitaminas).

Dieta baja en grasa

Valores: energía 9.500 kJ (2.270 kcal), proteína 80 g, grasas 55 g, carbohidratos 360 g.
Indicación: La dieta se administra a los pacientes en estado de recuperación avanzada, en la transición de la dieta sin grasa libre, en la pancreatitis crónica y la colecistitis.
Nota: La modificación tecnológica de la dieta es química y mecánicamente cuidadosa.

Dieta baja en proteínas

Valores: energía 9.500 kJ (2.270 kcal), proteína 50 g, grasas 70 g, carbohidratos 350 g.
Indicación: la dieta se administra a pacientes con insuficiencia renal crónica o en pacientes con síndrome nefrótico.
Nota: La dieta no es principalmente baja sin sal, sino también se restringe el potasio y la cantidad de proteína.

Dieta de adelgazamiento

Valores: energía 5.300 kJ (1.250 kcal), proteína 75 g, grasa 40 g, carbohidratos 150 g.
Indicación: la dieta se administra a pacientes con obesidad que no requieren un tratamiento cuidadoso, enfermos con  hiperlipoproteinemia (ya sea triglicéridos y/o colesterol alto) y diabéticos obesos del tipo 1 y dos.
Nota: El colesterol alcanza el valor máximo de 200-300 mg.

Dieta para diabetes

Valores: energía 9.500 kJ (2.270 kcal), proteínas 80 g, grasas 70 g, carbohidratos 320 g.
Indicación: la dieta se administra a pacientes con diabetes mellitus de tipo 1 y a diabéticos seleccionados del tipo 2 sin obesidad.
Nota: Se recomiendan platos culinarios sencillos (a evitar fritos y cocinados complejos) y garantiza un alto consumo de energía. No hay limitación cuantitativa en macronutrientes aunque sí se aconseja escoger carbohidratos complejos (patata, zanahoria, yuca, boniato...) frente a los sencillos (bollería industrial, pan, pasta, etc.)

Dieta blanda (y con reducción en grasa) para diabetes

Valores: energía 8.700 kJ (2.080 kcal), proteínas 80 g, grasas 55 g, carbohidratos 320 g.
Indicación: La dieta se administra a los pacientes con diabetes del tipo 1 o tipo 2 y con trastornos del tracto digestivo de diferentes orígenes. Por ejemplo, es adecuado para diabéticos después de colecistitis o pancreatitis.
Nota: Preparados sencillos, pudiendo ser triturados, y reduciéndose el consumo diario de grasa.

Dieta nutricional

Valores: energía 12.000 kJ (2.860 kcal), proteína 105 g, grasas 80 g, carbohidratos 420 g.
Indicación: la dieta se administra a los pacientes con mayor necesidad de energía, que no necesitan tratamiento  (caquexia, algunos diagnósticos oncológicos, psiquiátricos y neurológicos, enfermedades pulmonares de diferentes orígenes).
Nota: a menudo se deriva de la dieta basal con la adición de diversos aditivos.

Dieta para niños pequeños

Valores: energía 5.500 kJ (1.300 kcal), proteína 45 g, 40 g de grasas, carbohidratos 190 g.
Indicación: La dieta se usa en niños de 1,5 a 3 años de edad sin requerir ninguna precaución dietética especial.
Nota: La dieta contiene comidas fácilmente digeribles, blandas, que no requiera excesiva masticación,  con la excepción de comidas picantes.

Dieta para niños

Valores: energía 9.500 kJ (2.270 kcal), proteínas 80 g, grasas 70 g, carbohidratos 320 g.
Indicación: La dieta se aplica a niños de 3 a 15 años a menos que no requieran restricciones dietéticas especiales.
Nota: Dieta racional sin comidas picantes. Es preferible individualizar la dieta de acuerdo con las necesidades reales de energía y proteína de cada uno.

Dieta sin gluten

Valores: energía 9.500 kJ (2.270 kcal), proteínas 80 g, grasas 70 g, carbohidratos 320 g.
Indicaciones: La dieta se usa en pacientes con intolerancia al gluten (enfermedad celíaca, síndrome de Duhring).
Nota: No influye la forma de preparación o cocinado en la dieta. El gluten como componente permanece sea cuál sea el tipo de cocinado y textura.

Dieta de diálisis con bajo contenido de fósforo

Valores: energía 12.000 kJ (2.860 kcal), proteína 105 g, grasas 80 g, carbohidratos 420 g.
Indicación: La dieta se administra a los pacientes tratados con hemodiálisis, diálisis peritoneal e hiperfosfatemia.
Nota: Esta es una dieta alta en proteínas y rica en energía, buscando  una alta ingesta de calcio y un bajo contenido de fósforo (<1300 mg / día).

Dieta selectiva

Una dieta donde las necesidades especiales de los pacientes (clientes) pueden implementarse en condiciones severas que sufren anorexia, o pacientes que requieren dietas especiales por razones religiosas o étnicas.


 

Copyright © 2013 - 2020
KERBET.es
Created by it2b

SONUSAN S.L.
Passeig Miramar no 151
Edificio Lider, Local 2
43830 Torredembarra (TGN)

+34 977 13 08 01
+34 636 59 37 30

info@sonusan.es
www.sonusan.es