Dieta para adelgazar

El fundamento principal en el que se basan muchas dietas es disminuir la cantidad de kilocalorías (energía) reduciendo los  alimentos con alto contenido en azúcar como el chocolate, los dulces, la bollería industrial y el azúcar de mesa. Los alimentos con azúcares simples o carbohidratos simples, como las empanadillas, la pasta y los productos de panadería, también estarían restringidos.

En este tipo de dietas hipocalóricas, la ingesta de arroz, patata y avena estarían más controladas, así como los alimentos ricos en grasas industriales.

Según el primer principio de la termodinámica, al reducir las calorías nuestro cuerpo obtendría energía a partir de nuestros tejidos. Lo que pretenden muchas dietas es intentar quemar a partir del tejido adiposo o tejido graso, y no de nuestra propia masa muscular. Para conseguir esto, se debe intentar que la alimentación tenga alta cantidad o porcentaje en proteínas.

En la mayoría de los casos, la reducción de peso no puede lograrse solo mediante la reducción de la ingesta de alimentos, sino que va a ser necesario garantizar una mayor quema de grasa. La solución ideal es reducir la ingesta de energía por los alimentos y aumentar la producción de energía por movimiento natural (por ejemplo, caminar, subir las escaleras en vez de tomar el ascensor…).

Es importante el uso de suplementos dietéticos de baja energía si contienen todas las sustancias nutricionalmente importantes y si permiten saciarte. Estos reemplazos de comida generalmente se reemplazan por una o dos comidas principales. La eficacia de la sustitución de alimentos proporcionada con el nombre comercial VitalChrom Batido R se ha demostrado con muy buenos resultados.

Indicaciones de dietas de adelgazamiento

Una dieta hipocalórica o restringida en calorías está indicada para casos de sobrepeso, obesidad y enfermedades asociadas como la diabetes.

Alimentos a elegir para una dieta de adelgazamiento

  • Carne: Escogeremos carne de pollo y de pavo, conejo y las partes magras del cerdo.
  • Pescado: Escogeremos aquellos pescados blancos unas 3 ó 4 raciones por semana. De pescado azul como las sardinas, el atún o la caballa podemos tomar 1 ó 2 veces por semana.
  • Lácteos: Principalmente, leche baja en grasa o desnatada. Los yogures y probióticos como el kéfir también son adecuados. Dentro de los quesos, podemos escoger el queso fresco.
  • Bebidas vegetales: Se recomienda mirar que en el etiquetado no haya abundante cantidad de azúcares añadidos. La leche de almendras o de arroz puede ser una buena alternativa a la leche de vaca.
  • Huevos: Puedes tomar varias raciones por semana, siempre y cuando los cocinados sean lo más sencillos posibles. Evitaremos el huevo frito y procuraremos hacerlo a la plancha o escalfado.
  • Grasas: Se recomienda reducir los aceites vegetales y las margarinas. Escoger siempre alimentos naturales altos en grasa pero consumirlos moderadamente, por ejemplo, como máximo un puñado de frutos secos al día. Alimentos como el aceite de oliva pueden ayudar a disminuir el riesgo cardiovascular. El aceite de coco es un alimento muy utilizado en las dietas de adelgazamiento por sus ácidos grasos de cadena media que pueden estimular tu metabolismo.
  • Hidratos de carbono: Las patatas, el arroz, el puré de patatas y las harinas tendrán que moderarse y limitarse en una dieta para adelgazar.
  • Frutas: Seleccionaremos las frutas de temporada procurando evitar las más ricas en fructosa (un tipo de azúcar): plátano, pera, uvas y ciruelas.
  • Verduras y hortalizas: Podemos tomarlas sin límite de cantidad. Aprovecha para saciarte más con este grupo de alimentos.
  • Especias: Es recomendable utilizarlas naturalmente, especialmente la cúrcuma que puede acelerar el metabolismo.

Realiza una evaluación de tus resultados

Una dieta para adelgazar no tiene ningún sentido si no la acompañamos de actividad física. Gracias al movimiento, podremos movilizar los líquidos y toxinas del cuerpo que, muchas veces, pueden impedir nuestra correcta pérdida de peso.

Procura realizar dietas controladas por profesionales. Una dieta llevada de forma incorrecta puede aportarte efectos perjudiciales a tu organismo, entre ellas una pérdida de masa muscular importante.

Recuerda que el propósito de reducir las calorías y adelgazar es, al menos, acabar con una buena parte sobrante de tu grasa corporal, y no acabar con tu masa muscular que mantiene tu estructura ósea.

 

VitalChrom Shake R

Copyright © 2013 - 2020
KERBET.es
Created by it2b

SONUSAN S.L.
Passeig Miramar no 151
Edificio Lider, Local 2
43830 Torredembarra (TGN)

+34 977 13 08 01
+34 636 59 37 30

info@sonusan.es
www.sonusan.es